Artigos

Combatir el edadismo y conseguir empleo si eres talento sénior

Muchas personas que han perdido su trabajo, o han tenido que cerrar su negocio con +45, comienzan a buscar empleo por hacer el currículum. Sin embargo, para mí eso es un gran error, puesto que muchos de ellos/as –grandes profesionales en finanzas, arquitectura, comercio, derecho, banca, medicina…– lo son en su expertise, pero no conocen un paradigma laboral que nada tiene que ver con el que había cuando ellos/as buscaron empleo hace X años, probablemente en las páginas salmón de los periódicos de los domingos.

Los profesionales de este colectivo no conocen cómo funciona el mercado laboral actual, qué competencias son clave ahora para las empresas, qué conocimientos buscan los reclutadores, qué herramientas ofrece todo el mundo digital para conseguir un nuevo empleo… por lo tanto, no saben qué tienen que resaltar en su CV.

Si a ello le sumamos el edadismo (discriminación por edad) que hay en la sociedad en general y en la empresa en particular –que hace que “el 51,7% de los encuestados admite que existen frenos a la hora de incorporar mayores de 45 años a sus equipos”, según la Fundación Adecco–, tenemos que casi la mitad de los desempleados en nuestro país es mayor de 50 años, muchos de ellos, parados de larga duración.

Todo ello genera que el sénior –después de hacer el “duelo” por la pérdida de su trabajo, probablemente en la misma organización en la que comenzó su carrera profesional– se sienta triste, perdido y con baja autoestima. Cuando van pasando los meses y ves que la prestación por desempleo se va acabando, tus ahorros van mermando, no consigues llegar a entrevistas –o si llegas te dicen que estás sobre cualificado, que buscan a alguien más júnior, barato y digital al que puedan ir moldeando– te sientes que estás fuera del mercado laboral y que no volverás a trabajar.

Voy a compartirte 10 puntos que creo pueden ayudar a conseguir un nuevo trabajo:

1.- El mercado laboral actual

Es importante saber que el 80% aproximadamente del empleo no se publica en ningún portal, ETT, red social… con lo cual no podemos utilizar solo la estrategia de enviar currículum a una oferta publicada.

Podremos, pues, utilizar la búsqueda de empleo reactiva enviando el CV a ofertas en portales de empleo, ETTs y consultoras como Infojobs, Infoempleo, Adecco, Manpower, LinkedIn, Michael Page, Indeed…

Mirar en Glassdoor qué opiniones hay de cómo se trabaja en una empresa objetivo, qué ofertas tienen, cómo son sus procesos de selección…   puede ayudarnos a elegir las empresas en las que aplicar a sus ofertas o hacer “autocandidatura”.

La gestión de nuestra Marca Personal y Digital en LinkedIn y otras Redes Sociales como Twitter o Instagram, puede ayudarnos a conseguir llamar la atención de un headhunter, reclutador o nethunter, y así conseguir una entrevista sin que haya habido ni oferta publicada ni CV enviado, o sea, entrando en el mercado laboral oculto. También nos permite entrar en ese mercado oculto el networking en ferias de nuestro sector, escuelas de negocio, cámaras de comercio, asociaciones empresariales…

2.- Autoconocimiento

Utilizar herramientas como el DAFO, línea de la vida, test de competencias e intereses… puede ayudarte a saber qué es lo que más te motiva, en qué habilidades destacas, en qué tipo de empresas quieres seguir creciendo profesionalmente… Todo ello te servirá para poner foco y generar una estrategia que se ajuste a tus necesidades laborales, económicas, familiares, de valores… y así poder planificar un CV que refleje tu Propuesta de Valor que además pida el mercado y un plan de acción e indicadores a medir que, sumados a una buena rutina diaria de búsqueda de empleo y hábitos de salud (deporte, comida, amigos, ocio…), te mantendrán activo y fuerte emocionalmente.

3.- Upskilling Reskilling

En este paradigma laboral tan cambiante, es clave ir haciendo un Upskilling (adquisición de conocimientos, experiencias y competencias) para seguir pudiendo ejercer nuestra profesión y no quedar obsoletos. La formación continua –y en especial la digital y los idiomas– nos permitirá estar al día a pesar de los rápidos cambios que hay y mantener un índice de empleabilidad alto que no nos deje fuera del mercado laboral.

El Reskilling o adquisición de conocimientos, experiencias y competencias hacia otras profesiones con más demanda o que vayan apareciendo, nos permitirá seguir encadenando empleos emergentes cuando quizás nuestra profesión está desapareciendo. Para ello es clave escuchar las tendencias del mercado de trabajo que publican muchas consultoras.

Mirar plataformas como Generación Savia o Talent Senior, pueden ayudar a actualizarte, no sentirte tan solo, contactar con personas que te pueden ayudar a emprender o conseguir trabajo, puesto que están especializadas en séniors.

El futuro es sénior y allí llegaremos todos, espero. Pasemos de preocuparnos por la vejez a planificar nuestra longevidad.

4.- Búsqueda en el mercado publicado

Aquí tenemos la estrategia más convencional de enviar el CV adaptándolo, resaltando precisamente la experiencia que es su valor añadido, y acompañado de una carta de presentación, a ofertas de portales de empleo, ETTs, consultoras, el “Trabaja con nosotros” de webs corporativas, etc. pero tenemos el peligro de no llegar ni al reclutador, debido a software como los ATS que criban los currículums.

5.- Búsqueda en el mercado oculto

Para mí es el más interesante cuando eres sénior y depende su éxito de cómo sepamos utilizar estrategias como la Marca Personal, el networking, la autocandidatura, las redes sociales

6.- Marca Personal y Digital

La gestión de nuestra Propuesta de Valor tanto a nivel offline como a nivel online, y más en plena digitalización, es un arte pero que está dando muy buenos resultados para que lo que nosotros sabemos hacer llegue a nuestro posible reclutador o cliente y podamos encadenar proyectos. En este artículo que públiqué en VIDA SILVER podéis leer el cómo con detalle se gestiona nuestra Identidad Digital.

7.- LinkedIn

Para mí LinkedIn es la principal red profesional a nivel mundial para generar negocio, captar talento, estar al día de tu sector, conseguir inversores, socios, partners… es tan importante para conseguir empleo hoy que se merece un artículo solo dedicado a ella.

8.- Emprendimiento

Hay varios estudios que mencionan que alrededor de los 50 años es la edad en la que más éxito tenemos al emprender. También es cierto, como dice Alfonso Alcántara @Yoriento que si no te ocupan, queda el “autoocuparse”. Aunque aquí pido prudencia y a poder ser, hacerlo acompañado sin poner todo tu capital en el proyecto. Pero sí, pude ser una buena opción. Plataformas como +50 Emprende, Secot, Asencat, Elefantes Solidarios… también pueden ser interesantes.

9.- Actitud

Aquí si le doy la razón al coaching, de que la actitud es clave. Pensemos que, si estuviéramos al otro lado de la mesa, no querríamos contratar a un profesional triste, abatido, cansado de meses y meses buscar trabajo… sino a un profesional al que le brillen los ojos, motivado y que hace propuestas creativas de cómo haría su trabajo si lo incorporamos a la empresa ¿no?

Para ello, es muy importante desarrollar la resiliencia e ir con un enfoque de ofrecer servicios, más que de pedir trabajo y no sólo una búsqueda activa de empleo sino proactiva, en el que el candidato es quien genera las oportunidades.

10.- Políticos, sindicatos, entidades sociales, educación, familias…

Hasta aquí he ido comentando puntos que he comprobado en mis años de experiencia con mis clientes que es útil para conseguir un nuevo trabajo, pero también quiero mencionar que los políticos y todo el mundo de la empresa y sociedad, debe hacer su trabajo para combatir esta injusticia que es el edadismo. Como suelo decir en mis conferencias, “El futuro es sénior y allí llegaremos todos, espero. Pasemos de preocuparnos por la vejez a planificar nuestra longevidad”.

Cèlia Hil es psicóloga, consultora y speaker de Marca Personal Sénior

FONTE: https://www.ifema.es/

208 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail