Artigos

Manuel Guisande pide un porcentaje de sénior en empresas e instituciones

“No somos inútiles”

¿El nuevo Carlos San Juan? Manuel Guisande pide un porcentaje de sénior en empresas e instituciones

MARÍA BONILLO

Foto: Cedida por el entrevistado

VIERNES 23 DE JUNIO DE 2023

7 MINUTOS
Exige que los partidos lleven en su programa electoral este "compromiso irrenunciable"

“No somos inútiles”, declara el escritor y periodista Manuel Guisande (@manuelguisande), quien ha abierto una petición en la plataforma Change.org para que haya un porcentaje obligatorio de sénior en empresas e instituciones.

El médico jubilado Carlos San Juan, promotor de la campaña Soy Mayor, no idiota, exigía que los bancos atendiesen a las personas mayores “sin trabas tecnológicas y con más paciencia y humanidad” y que se “mantengan oficinas abiertas donde pueda atenderte una persona… que no todo sea por Internet”. Con ella consiguió 647.783 firmas.

Del mismo modo, Guisande ha lanzado esta petición, explicando que, aunque “la experiencia de los sénior es fundamental, las empresas nos despiden o no nos contratan, como si fuéramos inútiles a partir de los 50 años”. Hace referencia así a la Ley de Igualdad, ya que al igual que establece un porcentaje de presencia femenina en empresas e instituciones, reclama “igualdad de trato” para los sénior, “para trabajar en las empresas o para que no te echen de ellas”.

“La petición viene, ya no tanto por mí, porque tengo 64 años y me voy a jubilar muy pronto, sino porque veo a mucha gente de 50 y 55 años que ya no trabaja. ¿Qué pasa que ya no va a hacerlo casi la mitad de su vida? Es algo que no puede ser, porque el trabajo no es solo ganar dinero, también es salud mental”, explica en una entrevista a 65YMÁS.

A día de hoy, el paro se ha convertido en uno de los graves problemas estructurales de España, tal y como reflejan las estadísticas, y es que a finales del pasado mes de marzo, el número total de personas sin empleo en el país ascendía a 3.127.800 personas, su cifra más elevada desde hace un año, según la última Encuesta de Población Activa (EPA), correspondiente al primer trimestre de 2023. Y los grandes afectados son los trabajadores sénior.

Y es que según esta misma encuesta, la cifra de parados mayores de 55 años alcanza a los 564.900, y asciende a las 926.000 personas si se tiene en cuenta a los mayores de 50 años que están en paro.

En el caso de los parados de larga duración, los sénior también destacan, en concreto, los mayores de 50 años, quienes representa el 39,3% (513.400) del total de 1.305.000 de desempleados de larga duración en España, según un informe elaborado recientemente por la Fundación Adecco (@adecco_fundac) para este diario. Refleja a su vez que la situación es aún peor para los parados de muy larga duración (más de dos años sin trabajar), ya que los mayores de 50 años representan el 43,2% (375.900) del total de 870.500 desempleados de muy larga duración.

El edadismo laboral resta “rentabilidad a las empresas”

Ante eso, Manuel destaca la experiencia que pueden aportar los sénior a las empresas. “Hay cosas que son intangibles, que forma parte de la experiencia y que no está en los libros ni en ningún sitio, y es lo que tú aprendes de otros compañeros“, explica, pero al prescindir de los sénior, “ese increíble caudal de conocimientos se pierde en todas las profesiones, y al perderlo, se pierde también competitividad”.

“No es lo mismo una persona preparada que preparar a alguien nuevo cada seis meses”, porque “la experiencia se hace con los años, no con seis meses”. Señala además que “la experiencia es lo que vale, la necesitas para cualquier trabajo”, sin olvidar que “el profesional que trabaja en una empresa después de años se siente involucrado, y eso es fundamental, es entonces cuando das todo por la empresa y la empresa por ti”.

“El conocimiento lo puede tener cualquiera, pero el talento no”, añade, criticando que no se den “facilidades para que ese talento vaya en beneficio de la empresa“.

El pasado mes de abril, 65YMÁS presentaba los resultados de su informe Los sénior, un colectivo injustamente olvidado por las marcas, realizado conjuntamente con la compañía de medición Comscore (@Comscore_ES), en colaboración con la consultora Comunicas, en el que se analizaron los hábitos de la población sénior y el poder que presenta este grupo dentro de la sociedad. Algunas de las conclusiones reflejaban que el talento sénior, junto a la salud, la pensión y el ahorro, la seguridad, el ocio, la soledad, la brecha digital y la vivienda, son las principales preocupaciones de los sénior.

Además, este segmento de población percibe, tras la jubilación, un sentimiento generalizado de falta de pertenencia y de desaprovechamiento de su talento. Asimismo, consideran que existe un desequilibrio entre cómo son los mayores y cómo los ve la sociedad de consumo, lo que se plasma en una imagen estereotipada de ellos en la comunicación comercial.

En este sentido, Manuel destaca el desperdicio de talento sénior que supone esto, el cual suele venir dado por esos estereotipos y prejuicios por razón de edad, que lleva al edadismo laboral. Todo esto resta “rentabilidad a las empresas” e involucra en menor medida a los trabajadores, al decidir prescindir de esa experiencia en favor de nuevos trabajadores más baratos, a los que “les pagan cuatro pesetas”, por lo general, jóvenes, que rotan muy rápido de puestos de trabajo. Mientras tanto, “a gente que también vale la echan para contratar a dos en su lugar“.

“El concepto de tercera edad está desfasado”

“Lo que pasa es que, en general, el concepto de tercera edad está desfasado. La realidad es que la gente que tiene 60 y 65 años están en plena actividad, pero no solo laboral, también sexual, pero no se habla de ello”. Es por ello por lo que reclama un “cambio de modelo sobre lo que es ser mayor“.

“Antiguamente, con 60 años eras mayor, sin embargo, hoy en día, con la calidad de vida que tenemos, una persona de esa edad no es mayor, puede seguir activo, teniendo en cuenta el tipo de trabajo”, insiste.

Por todo ello, y de cara a las próximas elecciones generales del 23J, exige a los partidos políticos que se presentarán “que lleven en su programa el compromiso irrenunciable de contratar a un porcentaje de sénior“. Por el momento, su petición sigue sumando firmas y espera conseguir el mayor número posible para entregarlas posteriormente “al Gobierno que corresponda para que tomen medidas”.

Hoy soy yo, mañana puedes ser tú. ¡Ayúdanos!”, pide.

Sobre el autor: María Bonillo

María Bonillo es licenciada en Comunicación Audiovisual y Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid. Escribe principalmente sobre temas de sociedad. También tiene experiencia en comunicación corporativa de empresas como OmnicomPRGroup y Pentación Espectáculos.

FONTE: 65 Y MÃS

 

450 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail